Club Gynea

Células madre del cordón umbilical ¿Para qué sirven?

¿Aún no eres socia? ¡Regístrate!
Club Gynea News
Gynea Laboratorios con el deporte
Gynea Laboratorios con el deporte

Durante los meses de abril y mayo Gynea ha colaborado en los torneos Pádel Edition Cars- 5º Pino, Mumbai school solidario IWC y Espai Wellness.

Calculadoras
Conoce tus probabilidades!
Calculadoras

Calcula tu fecha de parto, el crecimiento de tu bebé, tus días fértiles y el sexo probable de tu hijo

Síguenos también en:
Twitter Facebook Pinterest YouTube
SALUD > BIENESTAR > CéLULAS MADRE DEL CORDóN UMBILICAL ¿PARA QUé SIRVEN?

Células madre del cordón umbilical ¿Para qué sirven?

Células madre del cordón umbilical ¿Para qué sirven?

Junto a la médula ósea o la sangre periférica, la sangre del cordón umbilical representa una fuente cada vez más importante para la obtención de células madre. El 95% de los españoles entre 25 y 40 años asegura querer conservarla, sin embargo el desconocimiento sobre la normativa vigente y los beneficios de su conservación es todavía elevado.




¿Qué son las células madre?

Las células madre son las células básicas de nuestro organismo de las cuales se derivan todas las estructuras: piel, músculos, huesos, sangre, fibras nerviosas y órganos; son capaces de transformarse en células especiales para cualquier tejido u órgano del cuerpo y crear otras idénticamente iguales a ellas.


Fuentes de células madre


Una de las principales fuentes de este tipo de células es la sangre del cordón umbilical. En el nacimiento del bebé hay un número característicamente elevado de ellas que momentos después abandonarán el torrente sanguíneo para instalarse en la médula ósea, cambiando sus propiedades a medida que maduran. Esta es la razón por la cual las células madre del cordón umbilical son irremplazables.

Al igual que la médula ósea donada, la sangre del cordón umbilical puede utilizarse para tratar diferentes trastornos genéticos que afectan a la sangre y al sistema inmunitario, como la leucemia y ciertos cánceres, y algunos trastornos bioquímicos hereditarios.

También pueden extraerse de un embrión humano, fertilizándose para ello un óvulo o usando alguno de los 35.000 guardados en los bancos de donación y que no han sido utilizados por sus progenitores y, que pasados los 5 años que marca la ley, pasan a disposición pública.


Ventajas de las células del cordón umbilical

Los estudios sugieren que las células madre de la sangre del cordón umbilical ofrecen algunas ventajas primordiales frente a las de la médula ósea o a las de un embrión porque:

  • Son muy vitales y pueden convertirse en muchos tipos diferentes de células.
  • Ni su obtención ni su uso en medicina suscitan problemas éticos.
  • Se obtienen de forma sencilla, sin dolor ni riesgos.
  • No hay células cancerígenas y están libres de virus.
  • Se pueden conservar toda la vida
  • Se aceptan mucho mejor que las células de la médula ósea cuando se utilizan como donación para un miembro de la familia donante.
  • Tienen un elevado potencial para el tratamiento de enfermedades que actualmente son incurables.
  • Son la base ideal para el uso futuro en medicina regenerativa

 

Su conservación

Los bancos de células madre son centros que permiten el almacenamiento de muestras sanguíneas procedentes del cordón umbilical. Si se trata de un banco privado, a través de un contrato, se garantiza a los padres que las células serán conservadas durante el tiempo fijado por ambas partes y, que de ser necesario, serán utilizadas como un posible tratamiento para el hijo. Si es un banco público la donación de estas células es solidaria y anónima, por lo que podrán servir para trasplantar células madre a cualquier paciente que lo precise y que sea compatible, y no para la familia del donante, ya que el anonimato evita esta posibilidad.

Inmediatamente después de que el bebé es separado del cordón, se extrae la sangre que hay en su interior. Ésta se somete a un tratamiento específico para separar las células madre. La muestra se va enfriando progresivamente hasta alcanzar una temperatura de 196º bajo cero, que se mantiene constante dentro de unos tanques de nitrógeno líquido. Si se va a emplear en un tratamiento se descongelan, se lavan para eliminar el manto crioprotector y se inyectan por vía intravenosa al paciente que lo necesite.

 

Algunas dudas frecuentes

¿Qué enfermedades pueden curarse gracias a las células madre del cordón umbilical?

Según el Dr. Jaime Pérez de Oteyza, del Hospital Ramón y Cajal, "hoy en día, con las células del cordón umbilical puede tratarse enfermedades como la leucemia, y la aplasia medular, también se utilizan en otros tipos de tumores, como los neuroblastomas y en determinadas enfermedades congénitas hereditarias como las inmunodeficiencias". Tampoco se descartan futuros tratamientos de enfermedades neurológicas. "Actualmente existen muchosgrupos de investigación en marcha y cada uno tiene entre sus manos una investigación distinta. Hay modelos experimentales que sugieren que las células madre del cordón umbilical podrían ser de utilidad en el tratamiento cerebral o de la enfermedad de Parkinson", explica el Dr. Pérez Oteyza.

 

¿Cuánto tiempo pueden estar las células congeladas?

Desde que se comenzaron a criopreservar las células de cordón hasta el presente se ha ido controlando año a año la viabilidad de esas células. Por lo tanto actualmente se puede afirmar que pueden estar criopreservadas manteniendo su vitalidad durante un mínimo de 17 años, ya que no existen células madre de cordón congeladas por más tiempo. Pero la mayoría de la comunidad científica opina que pueden durar eternamente.

 

¿Qué debo hacer si quiero donar el cordón de mi hijo?

Dirigirse a la maternidad en la que tenga previsto dar a luz para enterarse de si está adscrita a alguno de los seis bancos públicos existentes en España. Próximamente está previsto crear algún banco más y ampliar la red de maternidades con programas de donación de sangre de cordón.

 

Las células madre son las células básicas de nuestro organismo de las cuales se derivan todas las estructuras. Son capaces de transformarse en células especiales para cualquier tejido u órgano del cuerpo y crear otras idénticamente iguales a ellas

 

¿Y si lo quiero congelar para uso personal?

En ese caso tendrá que acudir a alguna de las empresas que lo llevan a cabo en el extranjero (Reino Unido, EE UU,...). En nuestro país hay laboratorios que colaboran con estos bancos para realizar la extracción de la sangre del cordón y el envío de la muestra al lugar de destino. Tendrá que firmar un contrato, fijar un plazo de conservación (que oscila entre los 15 y los 25 años) y pagar una cuota de ingreso, así como otra de mantenimiento anual.

 

Por lo tanto, ¿debo congelar las células madre del cordón umbilical de mi hijo?

A pesar de que la respuesta a esta pregunta es algo muy personal, sí se pueden tener en cuenta varios detalles a la hora de tomar esta decisión. Lo primero, las donaciones a los  bancos públicos siempre son algo positivo, ya que gracias a estas cesiones altruistas se curan muchas enfermedades y se salvan muchas vidas. Y no sólo es un acto solidario para los demás, también para nosotros y nuestros hijos, ya que cuantas más células madre haya, más personas se podrán beneficiar de ellas.

En cambio, si queremos congelar células sólo para uso personal de nuestra familia en un banco privado, hay que tener en cuenta que estos bancos suponen un desembolso de dinero todos los años, y que no hay una garantía de que estas células sean compatibles siempre.


Los puntos débiles

No todos los cordones umbilicales son útiles. Ášnicamente aquellos que contengan una cantidad suficiente de células madre para ser empleadas. Además, aunque la posibilidad de desarrollar una enfermedad linfática en la infancia es extremadamente baja, si finalmente aparece, las células congeladas llevarán la impronta genética defectuosa que las hará inservibles para el tratamiento.

Otra de las desventajas es que si el objetivo es curar a un familiar con un trasplante de estas células, los usuarios deben saber que menos de un tercio de los pacientes encuentran un donante dentro del seno familiar. Padres e hijos nunca son compatibles entre sí, y de cada cuatro hermanos dos podrán recibir tejidos el uno del otro. Así, y dado que cada vez hay menos familias con una descendencia superior a cuatro miembros, lo más probable es que quien necesite células madre tenga que acabar recurriendo a un banco público.

Por último, si las células se guardan con la esperanza de regenerar órganos y tejidos para un injerto futuro, cabe recordar que la bioingeniería todavía está en una fase muy preliminar. "en el momento actual se están llevando a cabo numerosas líneas de investigación con células madre para evaluar sus posibles aplicaciones en la regeneración de órganos y tejidos dañados. Todos queremos conocer cuáles son las posibilidades médicas de las células madre y cabe esperar que, gracias a todas estas investigaciones, en algunos años podamos ver resultados clínicos más amplios", asegura el Dr. Pérez Oteyza.


Normativa vigente en España

La Ley que regula actualmente la congelación de células madre es la Ley de 1988 de donación y utilización de embriones y fetos humanos o de sus células, tejidos u órganos. En ella no se recoge explícitamente la prohibición o autorización de los bancos de cordón de carácter privado. Lo que sí está permitido es la existencia de bancos públicos de donación. De hecho, en España existen seis bancos públicos de cordón que están en Barcelona, Málaga, Madrid, Galicia, Valencia y Tenerife. Las donaciones sólo se pueden llevar a cabo en maternidades adscritas a alguno de estos centros.

Pero este panorama está cambiando. Desde el Gobierno se ha declarado la intención de presentar un nuevo decreto sobre garantías de calidad y seguridad de la donación, obtención, evaluación, procesamiento, preservación, almacenamiento y distribución de células y tejidos que adapte la directiva de la Unión Europea de Células y Tejidos.

Al parecer, este decreto obligará a que las células madre procedentes de los cordones umbilicales que estén guardadas en bancos privados para el uso del propio donante estén también a disposición pública para cualquier paciente que las necesite, aunque las familias podrán seguir enviando a bancos extranjeros este material.
 

Compartir con tus amigos: |
Importante

Si ya eres socia, pero aun no nos has dado tu email, introduce aquí tu número de socia y sigue las instrucciones.

Solo registrandote podrás realizar preguntas en nuestro consultorio



Gynea Laboratorios ¿Qué te ofrecemos? ¿Cómo ser una de nuestras socias? Prensa Contacta con nosotros Aviso legal